jueves, 27 de marzo de 2014

Dedicamos unos minutos al día a sentarnos, y poner nuestra atención 
en nuestra respiración. Es un momento para nosotros mismos, para 
disfrutarlo. Os invito a probarlo. Experimentareis vosotros mismos los
resultados.